Usted está aquí

Batalla de Atapuerca

Batalla de Atapuerca

Enlaces: asociacion@atapuerca.es - www.batalladeatapuerca.es

El pen√ļltimo domingo del mes de agosto, se celebra la Representaci√≥n Hist√≥rica de la Batalla de Atapuerca, declarada Fiesta de Inter√©s Tur√≠stico de Castilla y Le√≥n. ¬†La representaci√≥n recuerda el enfrentamiento ocurrido el 1 de Septiembre del a√Īo 1054 entre los reyes y hermanos Fernando I rey de Le√≥n y conde de Castilla y Garc√≠a III rey de Pamplona, en el que encontr√≥ la muerte el rey navarro a manos de un caballero suyo llamado Sancho Fort√ļn. El desenlace de la batalla, con la muerte del rey Garc√≠a III y la victoria del rey Fernando I, constituy√≥ el primer cimiento para el nacimiento del reino de Castilla. ¬†Diego La√≠nez, padre del Cid, estuvo en la Batalla de Atapuerca, prestando su apoyo a las tropas de Fernando I. ¬†Un reparto de tierras, envidias, amores, traiciones‚Ķ Dos reinos, una misma sangre‚Ķ

La representaci√≥n de la Batalla de Atapuerca, es todo un ejemplo de participaci√≥n ciudadana en el que participan los vecinos y amigos de la localidad, junto a diversos colectivos y asociaciones de recreaci√≥n hist√≥rica, que llegan desde diferentes puntos de nuestra geograf√≠a, adem√°s cuenta con su propio plan de voluntariado, que permite la posibilidad de participar en el evento. ¬†Unas 4000-5000 personas se acercan cada a√Īo hasta nuestra localidad para presenciar la representaci√≥n de la Batalla de Atapuerca, convirti√©ndose as√≠ en una cita ineludible dentro del verano burgal√©s.

Los actos se desarrollan durante todo el fin de semana y comienzan el s√°bado por la noche con el desfile de antorchas, el recibimiento al rey Fernando I y la entrega del ‚ÄúPremio Batalla de Atapuerca‚ÄĚ. Durante toda la jornada del domingo se instala en la plaza un Mercado Medieval con diversas paradas de alimentaci√≥n y artesan√≠a y con animaci√≥n de calle, la Representaci√≥n de la Batalla de Atapuerca tiene lugar a las 18:30 h. en la ladera de la Iglesia de San Mart√≠n, se trata de un espect√°culo gratuito que se celebra al aire libre y que est√° destinado a todo tipo de p√ļblicos. Despu√©s de la representaci√≥n, tiene lugar el desfile de los ej√©rcitos siguiendo el trazado del Camino de Santiago a su paso por la localidad. El concierto en el escenario del Mercado Medieval pone broche final al fin de semana, durante el que tambi√©n se celebra un concurso de fotograf√≠a.

Para más información, os invitamos a visitar nuestra página web www.batalladeatapuerca.com y a seguirnos en nuestras redes sociales, tenemos presencia en facebook, twitter, google + y canal propio en you tube.

DATOS HIST√ďRICOS

La distribución del reino de Navarra impuesta por Sancho III el Mayor entre sus hijos, más que perpetuar la unión entre ellos y a la postre la del propio reino, fue causa de continuos altercados. Al primogénito García le fue entregado el reino de Navarra; el entonces Condado de Castilla pasa al segundogénito, Fernando; a Ramiro, Aragón, y a Gonzalo, Sobrarbe y Ribagorza.

En 1037, Vermudo III emprende una guerra contra su cu√Īado Fernando (casado en 1032 con Do√Īa Sancha, hermana de aqu√©l) resultando derrotado y muerto en la batalla de Tamar√≥n, en la que Fernando cont√≥ con la ayuda de Garc√≠a de Navarra bajo la promesa de entregarle unos territorios castellanos que, desde Oca llegaban hasta las puertas de Burgos; desde Briviesca hasta el valle de Urbel; desde Castrobarte hasta Bricia, al sur de Reinosa, y desde el Nervi√≥n hasta Santander, integrando al viejo reino astur en el reino navarro.

La Versión Silense

Seg√ļn el Monje de Silos, ¬ęla envidia devoraba el coraz√≥n de Garc√≠a y motivado por ella no dud√≥ en atentar contra la vida de Fernando aprovechando una visita que hiciera √©ste a N√°jera con motivo de una enfermedad que puso a Garc√≠a cerca de la muerte. Al poco, para hacer olvidar su atentado, o para sincerarse de √©l, Garc√≠a fue a visitar en su corte a Fernando, ‚Äúm√°s para disimular su frustrado crimen, que para consolar a su hermano‚ÄĚ. Lleno de ira al verle, Fernando hizo que le cargasen de cadenas y mand√≥ que le encerrasen en una torre de Cea. El navarro logr√≥ escaparse y deseando vengar la injuria, declar√≥ la guerra a su hermano¬Ľ.

La historia nos presenta la personalidad del monarca navarro como ‚Äėvisceral y poco reflexiva‚Äô. √Čste plantea la disputa de la causa mediante una guerra. Fernando I de Castilla, al parecer m√°s sensato, intent√≥ varias veces solucionar el problema, mandando embajadores con el fin de procurar acuerdos y evitar el litigio, pero el navarro los rechaz√≥ a todos y la guerra no se pudo evitar.

El 1 de Septiempre del a√Īo 1045 las huestes castellanas y leonesas se encuentran en Atapuerca, a tres leguas al este de Burgos. Fue por lo tanto Fernando quien atraves√≥, aunque poco, los l√≠mites de su reino para salir al encuentro de su hermano. Seg√ļn el silense, Garc√≠a ten√≠a en su ej√©rcito fuerzas auxiliares moras, y tal vez, le ayudara su hermano Ramiro.

En los Anales Compostelanos podemos leer: ¬ęEn la era MLXXXII, el primer d√≠a de septiembre, fue matado el rey Garc√≠a, luchando con su hermano el rey Fernando en Atapuerca, por un caballero suyo, llamado Sancho Fort√ļn, a quien hab√≠a injuriado con su mujer¬Ľ. El mismo asesino, que se puede identificar con Sancho Fort√ļn, se√Īor de Funes hasta poco antes de la batalla, debi√≥ perder la vida tras su crimen. La najerense, sin embargo, nos habla de unos parientes ‚Äėfideles‚Äô del rey Vermudo, que, empujados por la reina Sancha, se lanzaron furiosamente hacia el rey Garc√≠a, acci√≥n contraria a la intenci√≥n manifestada por Fernando de capturar vivo a su hermano.

Tal vez aterrado el castellano por el inesperado desenlace, renunci√≥ a perseguir a los navarros. Tal vez √©stos, lejos de perder la serenidad, supieron defenderse hasta que la noche separara a los combatientes; el hecho es que tuvieron √°nimo, no s√≥lo para recoger a su rey y llevarle a enterrar a N√°jera, sino tambi√©n para aclamar en el mismo campo de batalla a su hijo y sucesor Sancho, el que llevar√° en la Historia el nombre triste de Sancho de Pe√Īal√©n, y que entonces deb√≠a de ser un adolescente de quince a√Īos.

Scroll top